Cómo hacer una casa prefabricada más eficiente energéticamente y ahorrar dinero

La forma más eficaz de hacer que una prefabricada sea más eficiente energéticamente y ahorre dinero en las facturas de los servicios públicos es integrar todas las características de eficiencia energética en su diseño. El elemento de diseño más crítico de una prefabricación energéticamente eficiente es su envolvente exterior, ya que, al ser la separación entre los espacios interior y exterior, debe estar adecuadamente aislada y reducir al máximo las pérdidas de calor. Aun así, dos acciones adicionales mejorarán mucho la eficiencia energética de la casa: orientar la casa teniendo en cuenta las condiciones climáticas naturales de la zona y utilizar sólo equipos energéticamente eficientes.

¿Qué es la eficiencia energética?

La eficiencia energética es la cualidad de una casa de consumir menos energía proporcionando al mismo tiempo un entorno vital confortable. Las casas energéticamente eficientes ofrecen un ambiente cálido durante los meses de invierno, se mantienen frescas durante las estaciones más calurosas y, aun así, sus facturas de servicios públicos se reducen mucho.

Colocación y orientación de una casa prefabricada energéticamente eficiente

Para conseguir una prefabricación energéticamente eficiente, es esencial conocer las condiciones climáticas que afectan a la parcela donde se ubicará la casa. Debemos tener en cuenta la temperatura, la trayectoria solar y los patrones de viento a lo largo del año. Esta información nos indica hacia dónde debe orientarse la casa y nos ofrece una primera aproximación a cómo debe diseñarse.

Cómo hacer una casa prefabricada más eficiente energéticamente y ahorrar dinero
Al colocar las grandes aberturas de las ventanas de la casa Lund Ilum hacia el sur, nos aseguramos de que una buena cantidad de rayos solares calienten sus espacios interiores.

Por ejemplo, si construimos una casa prefabricada en un clima más frío, como el del Reino Unido o el norte de Europa, queremos que entre el máximo sol posible para calentar el espacio interior de forma natural con los rayos solares. Eligiendo un Modelo prefabricado con grandes ventanales en una fachada y orientando esa fachada hacia el sur, creamos un efecto invernadero que calentará agradablemente el espacio interior. En este caso, también es esencial evitar colocar demasiadas ventanas en las zonas donde el viento es fuerte o no llega el sol, ya que contribuirán a la pérdida de calor.

Cómo hacer una casa prefabricada más eficiente energéticamente y ahorrar dinero
Al colocar las grandes aberturas de las ventanas de la casa Lund Ilum hacia el sur, nos aseguramos de que una buena cantidad de rayos solares calienten sus espacios interiores.

Lo contrario ocurre con las casas situadas en zonas más cálidas, como los países mediterráneos. En estos casos, aprovechamos la comprensión de la trayectoria solar para evitar que los rayos del sol de verano incidan directamente en las ventanas de la casa, mientras los acogemos durante los meses de invierno. Dado que el sol está más alto durante los meses de verano, esto puede conseguirse orientando la fachada de la ventana hacia el sur y colocando delante una estructura de pérgola que la proteja de los rayos estivales.

La EestiHouse 02-M incorpora una terraza cubierta delante de la fachada de la ventana principal, que bloquea los rayos del sol de verano.

Una comprensión bioclimática de la casa puede ayudarnos a elegir un diseño energéticamente eficiente y guiarnos para orientarla. Aunque la forma en que construimos la casa es esencial, también hay que tener en cuenta otros elementos, como árboles, montañas u otros edificios, ya que crean sombras y protegen del viento.

Diseña una envolvente térmica energéticamente eficiente

La envolvente de la casa está definida por su revestimiento exterior: las paredes, las ventanas, el tejado y el suelo. Dado que la envolvente de la casa es la barrera que separa el espacio interior confortable del entorno exterior, es un elemento clave a tener en cuenta al diseñar una casa energéticamente eficiente.

Un prefabricado energéticamente eficiente debe estar muy aislado, cubriendo todos los elementos que conforman la envolvente, incluidos el tejado y el suelo. Es esencial tener en cuenta elementos como los materiales aislantes, los tipos de ventanas y la estanqueidad de la casa en toda la envolvente.

Requisitos de aislamiento

Un aislamiento adecuado de la casa debe tener en cuenta las paredes y no olvidar nunca el suelo y el tejado en climas cálidos y fríos. Hay una gran variedad de materiales aislantes entre los que elegir, pero a continuación te ofrecemos una lista de los materiales aislantes más comunes utilizados en las casas prefabricadas:

Material aislante Breve descripción Valor U a 100 mm (W/m2K) [1][2]
Paneles estructurales aislados (SIP) Este material es fácil de instalar, ya que viene con el material estructural y el aislante juntos. Por lo general, en los SIP se utilizan tres materiales aislantes diferentes: poliestireno expandido (EPS), poliestireno extruido (XPS) o espuma de poliuretano (PUR). EPS = 3,52XPS = 3PUR = 4,50
Lana de oveja Este material es natural, sostenible y muy eficaz. Se puede aplicar tanto en paredes como en tejados, y a pesar de ser orgánico tiene una longevidad de 60 años, es resistente al fuego y mantiene alejados a los insectos. 2.63
Lana de vidrio Aunque este material no es de origen natural, ofrece un impacto medioambiental positivo, ya que está construido con botellas de vidrio recicladas. 2.85
Lana de roca La lana de roca es un material muy eficaz, ya que ofrece un buen aislamiento térmico, reducción del ruido y seguridad contra incendios. 2.85
Lana de roca Aunque este material no suele ser ecológico, tiene algunas ventajas, ya que al aplicarse como espuma es bastante eficaz para reducir las corrientes de aire. 1.08 – 1.26

 

El grosor del aislamiento varía en función del material y de los requisitos de cada lugar. Aunque la cantidad de aislamiento necesaria en cada parte de la envolvente de la casa debe calcularla adecuadamente un arquitecto o un ingeniero, puedes hacerte una idea del grosor necesario para cada una con una comprensión aproximada del concepto de transmitancia térmica.

Cada material aislante tiene asociada una transmitancia térmica (valor U) que define la capacidad de ese material para transmitir calor. Observando este valor, sabemos qué grosor debe tener cada material en relación con los demás. Los materiales con un valor U más bajo necesitarán menos material para conseguir los mismos resultados de aislamiento. Aun así, el cálculo adecuado tendrá en cuenta otros aspectos, como los demás materiales que conforman la pared.

Ventanas energéticamente eficientes

Las ventanas son un elemento esencial a tener en cuenta a la hora de elegir una prefabricada energéticamente eficiente, ya que las casas normales pierden un 10% de su temperatura interior a través de estos elementos [3]. En Europa y el Reino Unido, para saber si una ventana es energéticamente eficiente, podemos fijarnos en sus etiquetas:

Etiqueta energética de la UE: Ofrece información sobre la eficiencia energética de un producto. Cada producto se clasifica en una escala de 7, con el producto menos eficiente energéticamente clasificado con una D roja y el más eficiente energéticamente con una A+++ verde oscuro.

Consejo Británico de Calificación de la Fenestración (BFRC): Aplicable sólo en el Reino Unido y con un formato similar al de la etiqueta energética de la UE. En este caso, hay una escala de 8 valores, en la que la ventana menos eficiente energéticamente se clasifica con una G marrón y la más eficiente energéticamente con una A+ morada

La importancia de la estanqueidad y la ventilación

Para garantizar una prefabricación energéticamente eficiente, no basta con elegir las ventanas y los materiales aislantes adecuados; todo debe ser correctamente hermético. El objetivo principal del hermetismo es eliminar las fugas de aire y las corrientes de aire no deseadas a través de la envolvente de la casa. Como resultado, la temperatura interior de confort puede mantenerse fácilmente con menos producción de energía.

Para evitar las fugas de aire, es esencial prestar especial atención a las distintas juntas de la casa, siendo las más importantes las que hay entre ventanas y paredes, paredes y tejados, o paredes y suelos. Aun así, los materiales utilizados para construir la envolvente son esenciales para definir un espacio hermético.

La hermeticidad puede ayudar a ahorrar una buena cantidad de dinero en las facturas de energía. Sin embargo, el hermetismo significa que no hay intercambio de aire, lo que puede tener consecuencias para la salud. Por tanto, una casa hermética debe disponer siempre de un sistema de ventilación mecánica, idealmente con recuperación de calor, para reducir al máximo la pérdida de calor.

Elige equipos energéticamente eficientes

Una vez que hemos elegido la orientación adecuada para la casa y diseñado una envolvente exterior eficaz, es hora de elegir equipos de calefacción y refrigeración energéticamente eficientes. Aunque las viviendas energéticamente eficientes reducen mucho la necesidad de calefacción y refrigeración, el uso de equipos energéticamente eficientes ayuda a alcanzar la temperatura interior deseada. Podemos optar por electrodomésticos energéticamente eficientes para reducir aún más el consumo de energía y el coste de las facturas.

Al elegir una casa energéticamente eficiente, debemos asegurarnos de que la cantidad de energía utilizada por los distintos equipos sea baja, manteniendo las facturas de energía al mínimo. Para identificar los sistemas más eficientes energéticamente, debemos fijarnos en su etiqueta energética de la UE, que funciona igual que la que hemos descrito en la sección de ventanas: una D roja es el sistema menos eficiente energéticamente y una A+++ verde oscuro representa el sistema más eficiente energéticamente.

¿Son las casas prefabricadas y modulares más eficientes energéticamente?

Las casas prefabricadas no son eficientes energéticamente por definición, aunque el proceso de prefabricación facilita la consecución de estos parámetros. A continuación se indican algunas de las ventajas más notables que ofrece la construcción fuera de obra:

  • Control de calidad: La centralización de los trabajos de construcción permite realizar más inspecciones de control de calidad durante todo el proceso, lo que garantiza un mejor rendimiento de la envolvente térmica.
  • Entorno de construcción industrializado: Al construirse en un entorno similar al de una fábrica, los prefabricados tienen acceso a herramientas y maquinaria sofisticadas, lo que facilita un trabajo de mayor calidad y reduce la posibilidad de dejar espacios abiertos que provoquen corrientes de aire.

Dada la ventaja de construir fuera de la obra, una buena selección de fabricantes ofrece la oportunidad de construir según las normas de eficiencia energética. Elegir una casa energéticamente eficiente aumenta el coste de construcción, aunque después reducirá enormemente el coste de la factura de servicios. Según la BBC, una vivienda media del Reino Unido puede ahorrar hasta 555 libras en la factura de la luz si se adapta a las normas de eficiencia energética [4].

Referencias:
[1]Materiales aislantes y sus propiedades térmicas Greenspec https://www.greenspec.co.uk/building-design/insulation-materials-thermal-properties/
[2]Sprayfoam ofrece una combinación única de grandes valores U y resistencia a la permeabilidad del aire Aislamiento por fusión http://www.fusioninsulation.com/thermal-insulation.html
[3]Ventanas: Pérdida y ganancia de calor Greenspec https://www.greenspec.co.uk/building-design/windows/
[4]Stallard, E. (7 de octubre de 2022) Aislamiento del hogar: ¿Cómo puede reducir la factura energética? BBC News https://www.bbc.com/news/explainers-60289396

Contáctanos

Comparar listados

Comparar